viernes, 4 de marzo de 2016

Ferrol, ciudad prolífica en cabeceras periodísticas mensuales a lo largo de los siglos XIX y XX

Algunas de las cabeceras mensuales editadas en Ferrol en los siglos XIX y XX
Estos días  toca hablar de prensa local   con motivo de la aparición de O Ferrolán, un periódico mensual de cuyos contenidos informativos se ocupa la recién nacida agencia "Pingota Comunicación" formada por tres mujeres periodistas con sabia veteranía en el oficio.

Este hecho novedoso me llevó a repasar someramente la historia de la prensa ferrolana y a fijarme fundamentalmente en las cabeceras mensuales que hasta aquí han sido. Consulté "Historia da Prensa Ferrolá", de Guillermo Llorca Freire, prologado por Germán Castro,  y "Ensayo en torno al periodismo ferrolano (1845-1987) de José Leyra Domínguez, con prólogo de Carlos Martínez Barbeito.

Con periodicidad mensual hay un importante números de boletines que se podían encuadrar en lo que se llama prensa sectorial,  relativa a la Enseñanza, Círculo de Maquinistas de la Armada, Cámara Oficial de Comercio, Industria y Navegación, Círculo Católico de Obreros, entidades sanitarias y entre ellos destacaré el Boletín Mensual de Irmandade da Fala de Ferrol, editado en los años 1921 y 1922 en el que aparecen como redactores Jaime Quintanilla Martínez y B. Torres.  Se autotitula como "un modelo de entusiasmo gallego, de inspiración socialista y de calidad intelectual". Suárez Picallo decía "se trata de probar que el nacionalismo gallego es también internacionalista".

Haré referencia a Céltiga "Novela mensual ilustrada", que duró en la calle desde marzo de 1922 hasta enero de 1923. Se tiraba en la imprenta de El Correo Gallego y su director  y fundador era Jaime Quintanilla. La publicación se alineaba con las tesis de la "Irmandade da Fala", que se esforzaba en promover el uso del idioma gallego, fundamentalmente en la prosa en la que se notaba desde el Rexurdimento un vacío con respecto a la poesía. En un principio se orientó a la narrativa, pero luego acogió obra teatral y una lírica. En la casilla de colaboradores, entre otros, Villar Ponte, que pronto se conmemorará el 80 aniversario de su fallecimiento, Novoa Santos, Correa Calderón, Cabo Pastor y Charlón y Hermida. Estaba previsto en el número 14 un trabajo de V. Risco, pero no se publicó porque la editorial desapareció bajo la dictadura de Primo de Rivera. Entre los ilustradores: Camilo Díaz Baliño, C. González, I. Corral, Bello Piñeiro, L. Seoane y Castelao. Se vendía al precio de 30 céntimos. Escrita totalmente en gallego.

También se relaciona en las fuentes consultadas Saudade, revista ilustrada, editada entre noviembre de 1924 y enero de 1925, en la que también aparece como redactor Jaime Quintanilla Martínez y abarcaba varias secciones: ecos de sociedad, información teatral, Galicia artística y monumental, deportes, temas literarios...Se vendía al precio de 0,50 céntimos.

En el año 1931 se registra, sin aportar datos en qué fecha cierra, Ferrol Libre, bajo la dirección de Francisco Rodríguez Dopico. En su editorial se dice "periódico vibrante y sincero inspirado en las normas de la libertad y el derecho". Tres años más adelante sale a la calle El Kardeciano que llega a publicar 22 números, desde septiembre de 1934 a junio de 1936. Su director era Rodrigo Sanz, abogado. La publicación de carácter mensual estaba impulsada por el colectivo de espiritistas "Amor y Caridad". El primer número se distribuyó gratuitamente y los demás sucesivamente a 20 céntimos. Toma el nombre del escritor francés Allan Kardec, seudónimo de Leon Rivail, fundador de la "Sociedad Parisiense de Estudios Espiritistas". Se tiraba en la imprenta "La Artística".

Un año antes del llamado Alzamiento Nacional se editaba ¡Alerta! órgano de unificación de juventudes marxistas. Empezó con periodicidad mensual y acabó siendo quincenal, de septiembre de 1935 a julio de 1936. Se le puso el precio de 15 céntimos y era distribuido por la Asociación de Repartidores y Vendedores de la UGT.

En la posguerra se editó en Ferrol Galas, que duró diez números, desde agosto de 1946 a mayo de 1947, cuando la autoridad gubernativa la suspende a causa de un artículo crítico relacionado con la construcción del nuevo edificio consistorial y el traslado al Paseo de Herrera del monolito de Churruca. Galas estaba editada por "Pitybal", era la primera empresa de publicidad de Ferrol. Entre sus colaboradores, Carballo Calero, Sixto Seco y Rodrigo Sanz. Se repartía gratuitamente un sábado al mes entre los espectadores de butaca del "Cine Avenida".