jueves, 21 de mayo de 2015

Hace 45 años, Gabriel Vázquez Seijas, uno de los "curas obreros" de Ferrol, era detenido por la Policía

Gabriel Vázquez Seijas
Leo en el Ferrol Diario, rotativo local de la época, que hace 45 años era detenido un sacerdote relacionado con el conflicto de Peninsular Maderera, cuyo personal mantuvo la huelga más larga de la historia laboral ferrolana contemporánea. El cura era el de Canido, Gabriel Vázquez Seijas (1927-1999), que falleció en accidente de tráfico, atropellado por un coche en la localidad de Cuntis (Pontevedra), cuando contaba 72 años de edad.
            Gabriel Vázquez Seijas fue uno de los sacerdotes que figura en la "nómina" de curas comprometidos con la causa obrera y la lucha por la defensa de los más humildes. Personalmente guardo el recuerdo de haber sido el que bautizó a mis dos hijas. Y la empresa PEMSA tiene también para mi un especial significado ya que en ella encontré mi primer empleo, mientras cursaba estudios de Magisterio y ya estaba vinculado al periodismo, aunque no de manera profesional. Cuando se lleva a cabo esa huelga yo apenas llevaba dos años, afecto al departamento de control de calidad. Peninsular Maderera fabricaba puertas y tableros.
            Relata la crónica que a última hora del día 6 de mayo de 1970 se concentraban en las inmediaciones de la factoría aproximadamente unos 400 trabajadores "al parecer dispuestos a reprochar la actitud de quienes, en corto número, se hallaban trabajando". Una sección de las fuerzas del orden franquista, tras haber pedido refuerzos, procedió a disolver a los concentrados que huyeron hacia el barrio de Canido "refugiándose en la iglesia donde, según parece, les habló el párroco, don Gabriel Vázquez Seijas". El historiador Enrique Barrera Beitia escribe en el libro "Traballo e solidariedade na Peninsular Maderera e Pysbe" que los líderes obreros de Bazán Rafael Pillado y Julio Aneiros, que dirigían aquella lucha,  solicitaron a Gabriel Vázquez Seijas la posibilidad de que entrasen en el templo, petición que el sacerdote aceptó. La Policía le pidió que desalojase a los manifestantes a lo que el cura se negó por lo que fue detenido junto a otros siete trabajadores. Al día siguiente quedaban en libertad.
            Segundo Leonardo Pérez López, actual deán de la catedral de Santiago, sacerdote chairego que se formó en el Seminario de Mondoñedo, escribió un apunte biográfico sobre Vázquez Seijas que titulaba "sacerdote y apóstol del laicado". De su largo recorrido pastoral cabe destacar que fue consiliario nacional  de las JOCF y la HOAF y a su regreso a la diócesis fue destinado a la parroquia de Canido en el año 1964 "paso que el designó como descenso a la mina". Segundo P. López subraya "estuvo presente en todos los graves problemas que Ferrol vivió en esos años con una fidelidad inquebrantable a la clase obrera y a los pobres". En los últimos años de su vida fue Director Espiritual del Teologado Diocesano de Mondoñedo-Ferrol y desde 1984 a 1993 fue delegado diocesano de Cáritas. Es justo y necesario recordarlo.